Votan "no" en el Congreso

Evita Presidente de Perú juicio político de destitución

El presidente Pedro Castillo no será sometido a un juicio donde estaba en riesgo su cargo en una eventual destitución.

Perú.- Pedro Castillo, quien generó esperanzas de reformas cuando llegó al poder en Perú hace cuatro meses, se salvó de un juicio político de destitución en el Congreso.

Tras un áspero debate parlamentario, la moción de vacancia presidencial por «incapacidad moral» impulsada por tres partidos de derecha no consiguió los votos necesarios para sentarlo en el banquillo la próxima semana y eventualmente destituirlo.

La iniciativa fue promovida por los mismos partidos de derecha -el fujimorismo entre ellos- que cuestionaron su victoria en junio alegando fraude, pese a que la elección recibió el aval de observadores de la OEA y la Unión Europea.

El pedido de destitución fue impulsado luego de que Castillo, de 52 años, fuera salpicado por un escándalo de supuesta injerencia del gobierno en los ascensos militares por el que fue además citado a declarar el 14 de diciembre ante la fiscal de la nación, Zoraida Ávalos.

Una moción similar derivó en las caídas de los mandatarios Pedro Pablo Kuczynski, en 2018, y Martín Vizcarra, en 2020.

Castillo salió del anonimato hace cuatro años al liderar una huelga del magisterio. Ahora es el primer presidente de Perú sin lazos con las élites política, económica y cultural.

“No más pobres en un país rico», repitió como mantra durante su campaña el abanderado de Perú Libre, un minoritario partido marxista leninista.

Así conquistó el sentimiento de indignación de millones de peruanos y superó por estrecho margen en el balotaje a la derechista Keiko Fujimori, hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000).

“Por primera vez, nuestro país será gobernado por un campesino, una persona que pertenece a los sectores oprimidos», resaltó entonces con emoción.

Nació en Puña, un pueblo del distrito de Chota, en la región norteña de Cajamarca, donde era maestro de una escuela rural desde hacía 24 años. Es el tercero de nueve hermanos y sus padres son campesinos analfabetos.